Cosa de dos

Placer en pareja: Seducción

La realidad es que no es necesario estudiar mucho para seducir, aunque sí es conveniente repasar algunos puntos importantes que pueden ayudarnos en el proceso de conquistar.
El arte de seducir posee dos elementos que deben analizarse y comprenderse: primero, uno mismo y nuestras cualidades seductoras; y segundo, la persona a seducir y las acciones que abrirán sus defensas y harán que se rinda. Ambos son igualmente importantes.
Podemos considerar la seducción como un conjunto de expresiones y manifestaciones, aspectos psicofísicos y de comportamiento, que son propias de cada persona, con el fin de conseguir una interacción con los otros
La mayoría de las veces el comportamiento seductor pasa desapercibido por la persona que lo realiza. En gran medida se emplea el comportamiento no verbal, siendo éste una conducta a la que no prestamos demasiada atención al llevarla a cabo o al percibirla del otro, y siendo a la vez la comunicación de mayor importancia.
En torno a la comunicación no verbal, podemos señalar diferentes respuestas producidas en el cuerpo en el proceso de la seducción, como:
  • el brillo en la mirada
  • la dilatación de la pupila
  • la piel coloreada
  • el enderezamiento del cuerpo
  • Incluso puede cambiar el olor corporal (feromonas) y la textura del pelo
Todos estos gestos y signos suelen producirse inconscientemente.
Es preciso señalar que existen diferencias según el género; es decir, una mujer probablemente se acomode el cabello, cruzará las piernas, enseñará las palmas de las manos o ladeará la cabeza al intentar seducir; mientras que el hombre mostrará su masculinidad poniéndose erguido, con agresividad en sus gestos y dureza en sus ademanes.

El tacto, el gusto y el olfato también están implícitos en la seducción, así como los movimientos corporales. Por ello es importante saber interpretar la comunicación implicada en el proceso de seducción, en donde el aprendizaje de la comunicación no verbal tal vez sea el más importante.
En la medida en que vayamos logrando descifrar nuestro propiocomportamiento, iremos conociendo intenciones, motivos y deseos.

Al momento de querer seducir a una mujer con fines sexuales, un hombre debe saber que el deseo sexual femenino no suele ser tan impulsivo como el deseo masculino. Por lo general, una mujer siente con menos frecuencia ganas de hacer el amor por impulso. En general hacen falta varios elementos que provoquen su deseo. Se puede tratar por ejemplo de un ambiente romántico, de un lugar apropiado, etc. Y nunca hay que olvidar los buenos modales, ya que sin ellos tendremos un fracaso seguro.
Pero la seducción no acaba con la conquista de la persona que nos interesa. Durante las relaciones de pareja, la seducción es (o debería ser) también una constante. Se vuelve fundamental mantener el interés del otro, para que la relación no decaiga ni se vuelva rutinaria o monótona.
Los juegos previos son una parte primordial al hacer el amor
Un beso o una caricia en el lugar indicado, puede ser igual de significativo que el acto sexual en sí mismo.

 

Este preámbulo, conocido con el término “foreplay”, es el arte de mantener a su amante en permanente estado de alerta erótico: ya sea una mirada, una caricia o un simple comentario, puede lograr incrementar sustancialmente el erotismo y disposición de ambos para el encuentro.
La pareja debe sacar tiempo y espacio para sus relaciones íntimas, cosa que normalmente no hace, sobre todo cuando ambos tienen agendas llenas: trabajo, gimnasio, reuniones, niños, etc.

 

Es imposible tener una vida sexualmente interesante si uno tiene que hacerlo rápido porque los niños están tocando a la puerta, porque hay trabajo de por medio o los telefonos sonando constantemente, pues se pierde el encanto.
Seducir al otro también implica recurrir a los masajes y a los cinco sentidos, que potencian la excitación y amplifican las sensaciones voluptuosas.

 

El secreto reside en ser capaz de activar en el otro el deseo, ya sea mediante la estimulación de regiones físicamente táctiles, como las zonas erógenas, o puramente imaginarias. Habrá pues que agudizar el sentido de la observación ante sus reacciones para descubrir con qué y cuándo experimenta más placer. Lo importante es no olvidar que siempre estamos seduciendo o dejándonos seducir.

Te vamos a exponer 10 consejos de seducción

1. El consejo número 1 de seducción es: Sentirse bien consigo mismo, ya que da seguridad. Las personas más seguras destilan mayor erotismo y sensualidad, por eso ama tu cuerpo, conócelo y disfrútalo!

2. Un beso apasionado puede ser el principio de una larga y placentera noche. Para todas las personas, tanto hombres como mujeres es imprescindible un buen beso para iniciar una candente relación sexual. Así que visita el arte de besar y acompaña tus besos de caricias en la espalda, el cuello y el cabello.

3. La forma de comportarse frente a tu chica o chico es un gran detonante. Cuando seduzcas a tu pareja, muéstrate amable y servicial, empieza diciéndole palabras lindas sobre lo que sientes o lo que te atrae de el o ella, y conforme pase el tiempo susúrrale algo más atrevido y pícaro. Toma este consejo de seducción muy en serio, de seguro que te ahorrara camino.

4. Tu ropa: Para ese encuentro tan ansiado, vístete con colores que, sin lugar a dudas llamen su atención y proyecten tus intenciones, por ejemplo: El rojo invita al acercamiento, además de mostrar una personalidad extrovertida… lo que tiene un efecto directo sobre la libido. El negro da un aire de misterio, el rosa por su lado indica romanticismo.

5. Sorprende! Una llamada insinuadora a cualquier hora, una caricia atrevida en el momento menos esperado, que lo o la esperes de forma muy sensual en la cama iluminada por velas sin que el o ella lo sepa, son verdaderas sorpresitas que terminaran por sorprenderte! Prueba algunos de estos consejos de seducción y te auguramos un exquisito éxito.

6. La cena: La comida es un momento ideal para conseguir la atención de tu pareja, y si tu eres quien cocina, mucho mejor! No dudes en utilizar alimentos afrodisíacos y un buen vino también es sugerido y la sugestible presentación es de lo más importante, que esta sea sexy y romántica, que el o ella noten que te esforzaste preparándola.

7. Se creativo! Nada mejor para excitar a nuestra pareja que proponiéndole cosas nuevas. Dile lo mucho que deseas practicar una posición sexual específica, lleva algún juguete a la cama, o háganlo en el mismo lugar donde los desate la pasión (la misma mesa luego de cenar por ejemplo).

8. El ambiente: Deja que el ambiente te dé algunos puntos! Para seducir a tu chico o chica, crea un ambiente especialmente atractivo para la ocasión, utiliza una luz tenue (preferiblemente evita luz amarilla del bombillo del cuarto, por otro lado utilizar magenta en la iluminación desinhibe), olores!.y música suave. Puedes acomodar los cojines o almohadones de manera que se vean sensuales, velas, pétalos, entre otras cosas, usa la imaginación pero procura no olvidar unas copas de vinos.

9. En el encuentro sexual recorre las zonas erógenas de tu pareja, dejando que esta note lo mucho que la deseas, recuerda que no solo necesitas las manos, también cuentas con la lengua, labios, cabello!.

10. Realicen juegos sexuales, masajes en pareja o cumple alguna de las fantasías eróticas de tu pareja.

Bien éste a sido el tomo de hoy recogido en tu guía sexual.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, la mayoría de las fuentes de ésta web contienen publicidad comercial, por favor, para ayudarte a visualizar correctamente éste sitio, desactiva el bloqueador Adblocker y disfruta plenamente de LaRevista.cl