Parismos

Me llamo Vid, Covid

o el bicho que liquidó a James Bond

Ni el Dr. No, ni Tiburón, ni el abuso de Martinis agitados, no mezclados: ¡el Coronavirus tú! Eso es lo que ha podido con 007. Hay personas que están perdiendo seres queridos y no quisiera frivolizar sobre el tema. ¡Ojalá todo fuera eso, perder un estreno maldita sea!

Pero si, una pandemia mundial ha acabado -temporalmente- con James Bond. 

Y es que de aquí a unos días tendría que estrenarse «Sin tiempo para morir«, la 25ª peli oficial de nuestro agente secreto favorito (con el permiso de Archer).

En realidad hay otra peli no oficial  autorizada por la EON: “Nunca digas nunca jamás”. En ella Sean Connery se volvió a meter en la piel del tío James, y eso que en su día dijo que nunca jamás volvería a interpretar a James Bond, de ahí el título de la peli. En serio, buscadlo si no lo creéis. La protagonizan también Kim Basinger, Bárbara Carrera y Klaus Maria Brandauer. Para mi el momento estrella es cuando “M” reprocha a 007 el exceso de alcohol y su alimentación a base de carne roja y pan blanco y Bond responde: “de acuerdo señor, dejaré el pan blanco”.

James Bond Delacroix (si usase el segundo apellido), Bond, James Bond para sus amig@s (y enemig@s) es un tipo fuera de serie de signo zodiacal de Escorpio, con cerca de metro noventa de estatura y nacido en 1920, aunque en las novelas hay discrepancias cronológicas, como en Los Simpson. Éstas se escribieron en la época de la Guerra Fría cuando los espías internacionales eran una realidad del día a día.

Según las pelis es un hombre alto, moreno, de ojos oscuros, fuerte, con cara de duro, elegante y con sus entradillas. Bueno, alto, moreno, con ojos oscuros, estilizado, fuerte, con cara de duro y un pelazo. Ah no, alto, rubio, con ojos claros, cómico, y elegante. Espera, moreno, ojos verdes… no no, ahora lo recuerdo: es no muy alto, rubio, ojos claros, musculoso y el más bestia que te puedas encontrar en el cine. Si, ahora es ese. 

Lo han interpretado 7 actores y aunque nos suena Sean Connery, el primero fue Barry Nelson.

En las novelas jamás se presentó como Bond, James Bond, eso es cosa de las pelis, y  se describe como alto, moreno, con ojos azul grisáceo, una gran cicatriz en la cara, un cuerpo bien formado y su comida favorita son los huevos y no el caviar de Beluga (que no deja de ser huevos). Se dice que el actor más parecido es Sean Connery, aunque otros apuestan por Timothy Dalton. Ian Fleming lo describió y dijo que se parecería al actor Hoagy Carmichael pero más frío.

En las novelas usa la colonia Floris nº89, su color preferido es el gris (aunque en otros sitios se dice que es el negro) y se fuma unos 60 cigarrillos al día. Pierce Brosnan se negó a fumar pues consideró que un personaje tan carismático animaría a la gente a imitarlo.

Su arma es en un primer momento una Beretta 418 del calibre 25, pequeña, portátil y que  admite silenciador, pero en la novela del Dr. No le obligan a cambiarla por una Walter PPK, más “masculina” pues la Beretta se considera un arma femenina.

El reloj que usa en las novelas es un Rolex (marca británica que posteriormente se trasladó a Suiza) sin más función que dar la hora, pues era el preferido de Ian Fleming. No se concreta pero no era un Submariner como en las pelis: el Submariner que lució Connery era de uno de los productores que lo cedió ante la negativa (o retraso según algunos) de la marca al suministrar el peluco.

Bond entró al servicio de la Marina muy joven y acabó como Comandante pero en las novelas es un agente del Servicio Secreto Británico ya cuarentón, y aunque se le considera un soltero empedernido estuvo casado una vez con Teresa di Vincenzo, pero sólo durante unas horas porque la asesinan en el mismo día de la boda… esto se ve en la peli “James Bond al servicio secreto de Su Majestad” con George Lazenby en su único papel como Bond. 

Lazenby convenció como 007 pero desperdició su oportunidad al volverse Hippie y ser bastante insoportable. Dijo en una entrevista que acabó en Hong Kong haciendo pelis de Kung Fu pero también sale en bastantes de las de Emmanuelle. En Internet encontraréis la historia.

Lo que sí es cierto es que Bond tiene carisma y crea tendencia: las mujeres le adoran y los hombres le envidiamos, conduce coches rápidos con artefactos imposibles, lleva relojes de alto copete y viste con gusto aunque también es cierto que su actitud y carácter violento y machista es para otros tiempos, así como su trato físico a las mujeres.

Como había apuntado, el Bond de las pelis y el de las novelas es diferente, de hecho en el mismo cine es muy diferente dependiendo de quien lo interprete. 

Ian Fleming, que era primo de Christopher Lee, sirvió en la Marina británica y creó a Bond como “alter ego” de lo que le hubiese gustado ser a él, pues no fue agente de campo.

Volviendo a 007, su buga favorito es el Aston Martin DB5 aunque en la época Brosnan usó BMW ( y también un Aston). El Bond de Brosnan fue criticado porque era un poco altivo y además, ¿dónde va James Bond con un BMW y un reloj Omega? No por nada, pero el tipo es un patriota de cuidado, todo lo que usa es británico, desde la colonia hasta el famoso paracaídas, (aunque el Martini es italiano y el Dom Perignon francés). Pero si nos ponemos tiquismiquis hay que decir que Bond es escocés, lo decidió Ian Fleming al ver actuar a Sean Connery, por tanto lo de patriota es discutible tal y como están las cosas.

Respecto a las chicas Bond, qué decir: hay un montón y todas atractivas, fuertes e inteligentes. Muchas le seducen para después intentar liquidarlo. Eso me recuerda a aquel episodio de los Simpson donde un ladrón telefonea a Homer Simpson y éste pregunta: “¿Quién eres?” a lo que el ladrón responde “Soy tu archienemigo” y dice Homer “¿¿¿Marge???” Qué bueno…

Lo de las chicas Bond es curioso: por una parte se las cosifica pero en realidad tienen tanto protagonismo como él y aportan muchísimo a la trama; de hecho son fundamentales. A las pobres no las ayuda mucho el inicio de las las pelis cuando, después del disparo de Bond, salen ahí ligerillas. Aún así creo que fueron de las primeras mujeres que el cine se tomó realmente en serio, aunque a simple vista parezca lo contrario.

En fin, podría hablar muchísimo sobre 007 porque soy fan y hay toneladas de información pero espero haberos dado algún datillo curioso pese a lo breve que ha sido. 

James Bond ha sobrevivido a todo durante 67 años y 25 (26)  pelis, 12 novelas, algunos cuentos, cómics, series animadas … y va un bichillo y nos lo retira de circulación. Cawen… pero será sólo por el momento porque James Bond es más incombustible que Patrick Stewart y, al igual que Terminator, volverá. El 12 de Noviembre de 2020 concretamente.

 

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, la mayoría de las fuentes de ésta web contienen publicidad comercial, por favor, para ayudarte a visualizar correctamente éste sitio, desactiva el bloqueador Adblocker y disfruta plenamente de LaRevista.cl