Parismos

Alea Jacta Est

o pan para el pueblo

Imagen de Lothar Dieterich en Pixabay

Es la frase que pronunció Julio César antes de cruzar el río Rubicón. Se pronuncia cuando ya no hay vuelta atrás rollo “que sea lo que Dios quiera”. Respecto al Rubicón, se usa la frase “cruzar el Rubicón” cuando te arriesgas mucho, porque al cruzar dicho río Julio César desafió al Senado y entró en Roma arriesgándose a una guerra civil gorda. Son curiosidades que vienen a cuento porque hoy os quería  hablar sobre los espectáculos de gladiadores en la antigua Roma.

Encuentro que no hemos cambiado tanto en más de 2500 años, sólo que antes las cosas eran más descaradas aunque más nobles: antes los  poderosos te apuñalaban entero pero por una causa llena de significado; ahora sólo te roban el dinero y la libertad sin un motivo aparentemente coherente. El común denominador es la idéntica estrategia: distracción.

Imagen de Anatoly Kalmykov en Pixabay

La luchas de gladiadores (cuyo nombre procede del Gladius, la espada corta que usaban) empezaron como algo religioso pero acabaron siendo un entretenimiento para el pueblo romano (no sólo en Roma sino también en las provincias).

Era el modo que tenían los políticos de sobornar al pueblo, la cortina de humo para tapar ciertos asuntos. Como hoy usan el fútbol, las estudiadas peleíllas y ciertas promesas, pues igual.

Los “juegos”, ludi, se celebraban en ocasión de alguna fiesta, como “regalo” al pueblo de algún aspirante a político o cuando “convenía” (épocas de hambruna o sequía, acallar las voces en contra del emperador o algún senador, etc.) pues eran caros de narices y sólo el emperador y la gente rica, los patricios, tenían tantos Denarios. 

Mientras veían sangre los plebeyos no hacían otra cosa. El pueblo somos fácil de contentar, o de distraer mejor dicho.

Imagen de Pascal Wiemers en Pixabay

Estos espectáculos solían ocurrir en el anfiteatro que como su nombre indica son dos teatros juntos de tal modo que el edificio resulta circular o elíptico, pero siempre cerrado. Anfi significa algo así como dual, dos (anfibio es anfi, dos, bios, vida, es decir, que puede vivir en dos medios, normalmente acuático y terrestre), así que anfiteatro significa dos teatros siendo la forma de este último semicircular. El más famoso anfiteatro es el Coliseo, con eso os lo pongo en mente ya directo. Para los más viejos donde se produjo la mítica pelea entre Bruce Lee y Chuck Norris en “El furor del dragón”.

Imagen de TravelCoffeeBook en Pixabay

En los anfiteatros se celebraban diversos tipos de espectáculos, desde cómicos hasta naumaquias, que eran batallas navales. Sí sí, con barcos y todo. Los inundaban, con acueductos tendría que ser  claro, pero a día de hoy aún no me explico cómo. Cuando estudiaba historia del arte el profe sólo decía que se inundaba la arena y quedaba como una piscina pero ¡Leñe! estamos  hablando de hace más de 2000 años, de inundar arena sobre unas tablas o suelo de piedra que debajo, en los más modernos, había pasadizos para los gladiadores, almacenes, los bichos que sacaban, una especie de morgue para los caídos… vaya, que no me explico como los inundaban pero se ve que lo hacían. O eso dice la historia porque se basa en crónicas, escritos y dibujos, pero la gente de hace más de 2000 años también exageraba, eso no es de ahora, así que a lo mejor no eran barcos de verdad. Sin embargo se sabe que en los grandes ríos sí que se realizaban algunos espectáculos navales. Eso ya es más creíble.

Por lo que respecta a las luchas iban desde ejecuciones convencionales, es decir, pasar directamente a cuchillo o quemar a ladrones, asesinos, esclavos fugitivos y demás hasta luchas de gladiadores profesionales, pasando por ejecuciones “creativas”, a saber, leones para l@s cristian@s o condenad@s disfrazad@s como personajes mitológicos que murieron, etc. Pa divertirse de lo lindo vaya. ¿Menudas tardes debían de pasar eh? Desde luego tenían imaginación e indolencia, de eso no hay duda. 

Lo más “molón” eran las luchas de gladiadores, no me acuerdo como se llamaban estas luchas pero en Internet está. Ya sabéis que me gusta escribir sobre lo que sé y me acuerdo, así os motivo a buscar por vuestra cuenta según vuestros intereses. 

Los gladiadores (y no sé si había gladiadoras, eso sí que lo voy a buscar y cuando pula el post os hablo de ello) podían ser desde esclavos fuertotes de guerra hasta esclavos condenados (fuertotes), pasando por libertos que se hacían gladiadores para pagar una deuda o porque le iba el rollo. Fuertotes también. 

Estos profesionales, aunque eran esclavos desde luego, estaban muy bien considerados y obtenían favores, recompensas (vino y mujeres creo) y hasta un sueldo y parte de la bolsa del combate. Podían ganar la libertad si le hacían ganar suficiente pasta al lanista, que normalmente era su dueño. 

Todo ello está muy bien reflejado en la serie “Spartacus”, tanto en la primera temporada, “Sangre y arena” como sobretodo en la precuela “Dioses de la arena”. Yo la he visto un montón de veces porque al igual que las pelis de Rocky, me motiva. No sé, me gustan.

Imagen de joduma en Pixabay

Lo de las luchas a muerte, pues dependía: de la categoría del espectáculo, del pueblo en un primer momento y exclusivamente del Emperador u organizador más tarde en el tiempo, de si el que luchaba era un prisionero o profesionales… O si luchaba Cómodo, el emperador que se hizo gladiador. De eso va la peli “Gladiator” de Ridley Scott, el de “Blade Runner”. Creí que era paranoia pero en un documental de Netflix vi que era verdad. 

Se sentenciaba al perdedor con la mano pero por lo que parece no con el gesto que ahora  sentencia posts, fotos y vídeos en Internet: el pulgar arriba o abajo. No recuerdo qué nos dijeron en las clases de historia de Roma y reconozco que por curiosidad lo he buscado en Internet porque eso del pulgar no me cuadraba con el vago recuerdo que tengo de las clases de la uni. Pero bueno, en Internet dicen que la sentencia de muerte era el pulgar hacia arriba incluso haciendo un gesto por debajo del cuello, y el “pollice compresso”, es decir, el pulgar escondido debajo del índice y con el puño cerrado el perdón, o incluso el pulgar abajo para simbolizar el gladium o arma clavada en la arena. Me lo creeré. 

Hoplómaco Imagen de ErikaWittlieb en Pixabay

Había diversos tipos de gladiador según la técnica y el atuendo, yo sólo recuerdo dos o tres (perdonad si luego buscáis y no lo he escrito bien): el Murmillo, que era el que llevaba el casco integral con agujeros tripofóbicos, una solo pata protegida, el gladius y un escudazo así curvo, por ejemplo Crixo en la serie Espartacus; el Hoplómaco u Oplómaco, no sé si lleva H o no, que va con casco, gladius y un pequeño escudillo; el Escisor que es uno que mola porque lleva una especie de guante tubular acabado en una especie de tijera, supongo que de ahí el nombre (aunque me suena más a inglés que a latín) y el Tracio, que llevaba casco, escudo y cuchillo típicamente tracio según la serie, que era la técnica del mismo Espartaco. Luego había uno con una red y un tridente, el típico. Y habría más fijo.

Tracio Imagen de tony241969 en Pixabay

La primera vez que vi la serie leí que los gladiadores eran más actores que lo que se veía; los dueños no se podían permitir su muerte pues eran caros de mantener: entrenamiento, comida, salud, ropa, armas… y claro, si al lanista después de haber pagado todo eso y el precio de un esclavo que sólo servía para luchar, se le moría el primer día pues como que el negocio no saldría a cuenta ¿No?Así que los combates entre famosos eran una especie de Pressing Catch pero un poco más sucio, más violento y auténtico.

No sólo los nobles apostaban, el pueblo también. Durante los días que duraban los juegos la gente podía apostar y ganar o perder algo de dinero. Se ve que los juegos empezaban en la mañana y acababan al atardecer. Diría que eran gratis, porque normalmente se producían durante celebraciones o festejos y, como dije antes, para aplacar al pueblo descontento o ganarse su favor cerca de las elecciones. 

En el anfiteatro cabían miles de personas y tenía un Velarium (eso lo sé bien por una fiesta romana) para proteger del sol. Cuanto más arriba te tocaba más tirao eras, y cuanto más abajo más noble. El Emperador y los nobles se sentaban en primera fila. 

Los estadios de fútbol actuales mantienen el diseño del anfiteatro romano, teniendo varios cauces de entrada y salida, similar disposición de gradas, pasillos y dependencias subterráneas. Si ya impresiona un campo de fútbol en una ciudad actual imaginad un anfiteatro en una urbis romana. Tenía que ser colosal. Aunque al principio, y en las provincias pequeñas, los anfiteatros eran más modestos y construidos en madera. Fue más adelante que se hicieron de piedra, tocho y tal. 

Para finalizar cómo no mencionar al gladiador más famoso de todos los tiempos: Rey Misterio. ¿Os he pillado? XDD No, Espartaco claro, el histórico.

Como no encuentro gratis a Espartaco pongo a un espartano. Imagen de Wolfgang Eckert en Pixabay

Era tracio y fue hecho esclavo por los romanos. Se conoce que el tipo era muy fuerte, culto e inteligente y se negó a ser un títere, así que mediante un astuto plan consiguió escapar y poner en jaque a Roma durante un tiempo. Alzó a los esclavos no sólo de su ludus, el lugar donde entrenaba, su prisión vamos, sino de toda la República. Reunió un ejército de gladiadores que no veas y claro, tipos salvajes, violentos y fuertes, y encima cabreados, pues menudo contrincante para las legiones romanas. Duraron algunos años pero no consiguieron escapar.

Quien les derrotó fue el tío Craso, del cual mejor no os hagáis una idea viendo la serie porque creo que os va a caer como el **to culo, un ricacho con humos que luego formaría Triunvirato con César y Pompeyo Magno. Éste venció a Espartaco pero no pudo recuperar nunca su cadáver de entre las decenas de miles de muertos en la batalla. Ahí la serie que os dije es un poco más realista que la peli de Kubrick con Kirk Douglas, donde al final… bueno, es igual, por si no la habéis visto. Es buena, os la recomiendo.

P.D. He buscado lo de las gladiadoras y sí, las había. Eran tías muy preparadas que hasta luchaban con gladiadores. Supongo que con ventaja porque iban vestidas sólo de cintura para abajo según la Wikipedia. Como se le fueran los ojos al contrincante se le iba también la cabeza. Igual la expresión perder la cabeza por una mujer viene de ahí…  Aunque en aquellos tiempos supongo que se verían cuerpos a tutiplén, igual no sería una distracción. Por cierto, no tiene que ver pero en el artículo de la wiki, abajo he visto el término “prostitución sagrada” y a ello digo 2 cosas:

Primera: interesantes estos romanos.

Segunda: pobres mujeres la verdad: han relacionado un artículo sobre gladiadoras con la prostitución… Yo no estoy de acuerdo con muchos movimientos feministas que hacen más daño a la mujer que cambiar las cosas, como lo que se viene llamando “feminazis”, pero comprendo que este mundo es machista que da asquito. Aunque con todo mi respeto por ellas reconozco que me estoy partiendo de risa viendo la cara de mi propia novia cuando se lo he dicho pobrecilla XDD pero no me río por maldad. Me rio desde el cariño.

Pero vamos, que es curioso y triste que incluso sin intención exista esa brecha tan gratuita entre hombres y mujeres. Es un tema delicado pero si puedo hacer algo desde aquí para que la cosa se normalice, y no me refiero a sumarme a lo que están intentando muchos colectivos ahora, no estoy de acuerdo porque es mucho postureo que no arregla nada, pero si a alguien se le ocurre la forma de aportar por una igualdad real, contad conmigo. Prometido.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, la mayoría de las fuentes de ésta web contienen publicidad comercial, por favor, para ayudarte a visualizar correctamente éste sitio, desactiva el bloqueador Adblocker y disfruta plenamente de LaRevista.cl