Parismos

Mujeres asesinas

o el día que me quedé sin descendencia

Resumen: aunque el concepto asesino se suele usar en masculino, ellas también hacen de las suyas. Conoceremos a algunas asesinas famosas…

El asesinato se diferencia del homicidio en la intención: uno es perpetrado y otro accidental. Básicamente eso. 

Cuando hablamos de asesinato pensamos en Jack el Destripador, Charles Manson, Ed Gain, Vasili Komaroff o Manuel Blanco Romasanta, sobre el que hicimos un post hace unos meses: 

https://www.larevista.cl/2020/03/26/el-hombre-lobo/

Todo tíos si os fijáis. Pero ellas también liquidan gente. 

Según he leído, porque de asesinas sí que no tenía ni idea, la primera asesina documentada fue una tal Locusta.

Imagen de Dorothée QUENNESSON en Pixabay

Vivió en la Roma imperial y se dice que asesinó mediante envenenamiento al emperador Claudio. También despachó a otras 400 personas haciendo siempre que pareciese una muerte natural.

Ya en época del Renacimiento (o sea, en Italia, porque como historiador del arte os puedo decir que estrictamente hablando sólo se puede hablar de Renacimiento en Italia, otro tema es la importación de sus características que hicieron algunas personas a otros países, como por ejemplo el alemán Durero), pues en ese marco encontramos a Giulia Tofana, una envenenadora que se cepilló a más de 600 personas. 

Usaba un invento suyo llamado Acqua Toffana, que aunque suene a colonia cara era un veneno muy efectivo y discreto. Aqua tofana, la fragancia que  te perdurará toda la vida… los 3 minutos que te quedan…

Imagen de Enrique Meseguer en Pixabay

Elisabeth Bathory mataba a mujeres jóvenes para bañarse en su sangre porque decía que la mantenía joven. Le costaba menos ordenar matar y desangrar a doncellas que pelar un pepino y cortarlo a rodajas. Hay una peli de ella, bueno, varias, pero las 2 que me vienen son la española “Ceremonia sangrienta” con Lucía Bosé y Espartaco Santoni y “La condesa Drácula” con la deliciosa Ingrid Pitt y otro tío que se parecía a la hermana de un amigo mío.

Durante la Revolución francesa (una de ellas porque l@s frances@s muchas veces se han revolucionado) la aristócrata Charlotte Corday liquidó al famoso Jean-Paul Marat. Ella lo hizo para salvar a más, afirmó que había matado a 1 hombre para salvar a 100.000. Su voluntad era noble eso sí. La ejecutaron igual, pero vamos, durante la Revolución Francesa lo raro fue acabar viv@… como sabéis perfeccionaron lo que llamarían la guillotina y la amortizaron en cuestión de días. A partir de ahí todo beneficio… Se ve que la dejaron de usar como método de ejecución en 1977. Sí, casi a finales del siglo XX aún se cortaban cabezas.

Ya en Época contemporánea tenemos a la buena hija Shi Jianquiao, quien asesinó a un ex-emperador que había ejecutado a su padre. Luego confesó y he leído que hasta imprimió folletos para que la gente se enterase… est@s chin@s son la pera. No insinúo nada, pero afortunadamente sólo era un político… Olvidad esto, es que me ha dado un calambre en el dedo y no puedo pulsar la tecla retroceso. Fue indultada porque el gobierno lo consideró un acto de piedad filial. ¿Véis? Lo que yo decía.

En Occidente tenemos a la un poco adorable ancianita Dorotea Puente, que se dedicaba a matar a sus huéspedes y decir que estaban enfermos. ¿La finalidad? Cobrar su pensión… A uno lo transportó en una caja diciendo que eran libros. Lo que se conoce como literatura muerta supongo…

Las seguidoras de Manson Susan Atkins, Patricia Krenwinkel y Leslie van Houten (de la cual proviene el apellido de Milhouse van Houten de los Simpson según leí) se cuentan entre las más famosas de todas. Junto al otro “familiar”, Tex Watson, asesinaron a Sharon Tate, la esposa de Roman Polanski, así como a su hijo no nato. Ella apareció en la obra maestra “El baile de los vampiros”, creo que ahí conoció a Polanski.

Ayleen Wournos fue otra asesina famosa. Mataba a sus clientes, pues era prostituta, aunque siempre alegó que era en defensa propia. El caso es que fue ejecutada y sus últimas palabra fueron una promesa de regreso con extraterrestres y naves nodriza a lo Independence day. Tal cual. Buscadlo, no es broma… 

Se hizo una peli sobre su vida con Charlize Theron haciendo de ella. Es aquella peli donde dices: “¿¿¿Esa es Charlize Theronnnn???”

Imagen de StockSnap en Pixabay

Cristina Soledad Sanchez Esquivel es una mexicana apodada la “Matataxistas” porque mataba a taxistas. Tardaron 10 años en buscarle un apodo. Mató a varios taxistas allí en México lindo. Los precios son altos, pero tanto como para matarlos no sé… Fuera broma, que sigue viva así como las familias de las víctimas. El caso es que ella nunca mató a nadie pero perpetró y fue cómplice en los  asesinatos de varios taxistas porque quería vender los coches, aunque se sospecha de problemas psicológicos por abusos sexuales cuando era pequeña…

Hay varios casos también de viudas negras que matan a maridos, hijastros y demás para cobrar herencias. 

Finalmente me gustaría mencionar una de ficción. Se trata de una asesina profesional. No, no es ni Beatrix Kiddo ni Elle Driver en «Kill Bill«, es una asesina interpretada por Kendra Torgan en una peli llamada «Killing time«. Es del ’98 y si la encontráis os la recomiendo. Tiene carisma la tía.

En fin, hay una larga lista. Yo también conocí a una asesina. Una ex-novia que tuve. Iba con un té caliente en pleno verano la jodía, tropezó la muy torpe y me lo derramó en las partes. Asesinó a mi futura descendencia pero por lo menos nunca he tenido que volver a depilarme ahí abajo… No quedó ni un pelo. Pegué tal grito que las ondas sonoras aún viajan por ahí y se pueden oír en las noches oscuras. Los de la Nasa se creen que se trata de una civilización extraterrestre que está respondiendo cada 16 días…

https://www.larevista.cl/2020/03/20/senales-del-espacio/

Total, que seguro que me olvido alguna que tendría que haber puesto pero qué se le va a hacer… Ojo con lo que hacéis chicas…

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, la mayoría de las fuentes de ésta web contienen publicidad comercial, por favor, para ayudarte a visualizar correctamente éste sitio, desactiva el bloqueador Adblocker y disfruta plenamente de LaRevista.cl